Hay Tango en Medellín: Revista Dossier Montevideo

En junio de 2010, Revista Dossier de Montevideo, Uruguay, en su Número XX, publicó el reportaje de mi autoría “Casi un siglo de tango en Medellín” (www.dossier.com.uy).

En ese material periodístico se constatan diversos factores que contribuyen a mantener el tango en Medellín como patrimonio e identidad ciudadana y como presencia, si se prefiere, bajo la forma de una “tribu urbana” más. Y se aportaban datos.

El plano de la ruta tanguera de Medellín, está integrado por los boliches La Payanca, Bar Adiós Muchachos, Homero Manzi, Bar Tarky, La Boa, El Patio del Tango, Bar D´Arienzo, Señor Tango, Isla de Capri, Donde Jesús María Quiróz, Atlenal, El Torrente, El Abrojito y El Viejo Café.

El Salón Málaga, uno de los tantos ámbitos tangueros de Medellín, los sábados ofrece milongas y los lunes, el maestro Chano, desde su piano, pasa revista a los aspirantes a cantores. La mañana de domingo, en el subsuelo, se dedica a las clases que imparte el elenco de “Fantasía Argentina”, una de las numerosas academias de baile de la ciudad. Allí asisten alumnos desde cinco años hasta pasados largos los setenta.

También se consignó la existencia de aproximadamente 18 academias y/o grupos en que se enseña a bailar tango, así como clubes de amigos del tango. En el sitio www.tangomedellin.co, se informa de la existencia de “treinta y un profesores, escuelas y academias” de tango en Medellín.

Tomemos una, “A puro tango”, que en 2011 cumplió una década “trabajando por la cultura y el tango”. Nacida con el propósito de enseñar a bailar, se ha transformado en una auténtica compañía capaz de presentar a veinte personas en escena como lo hizo recientemente en el Teatro Universidad de Medellín con “Tango Fussion”, y de obtener títulos en competencias realizadas en Argentina. Otras academias ofrecen hojas de vida también atractivas, como la de “El Firulete”, que ha enviado veinticuatro bailarines a enseñar tango en Dubai. Y la de Carlos María Buitrago, que llegó a Popayán procedente de Medellín, con su escuela de baile "La Milonga" a enseñarle a bailar tango a los payaneses. En por lo menos dos institutos de enseñanza superior – Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y Universidad Eafit-, la profesora Natalia Restrepo y otros docentes imparten clases de tango que cuentan con decenas de alumnos. Esta enumeración no agota la tanguez paisa.

Reconocimientos. Ciertamente que desde 1913 -cuando el dúo de cantores y guitarristas formado por Alejandro Wills y Alberto Escobar, retornaba de su viaje a Buenos Aires con el novedoso repertorio del tango canción- a 2011, Medellín vivió diferentes etapas en lo atinente a la difusión y masividad de ese “sentimiento que se baila”,como acuñó Discepolín.

Similar peripecia vivió el tango en el Rio de la Plata y durante el V Festival Internacional de Tango realizado en junio en Medellín, representantes de dos generaciones diferentes de tangueros argentinos recordaron esa travesía del desierto y se le reconoció a Medellín haber sido y ser un importante eslabón en la continuidad tanguera.

Juan Carlos Godoy, con sus casi 89 todavía vibrantes y cantantes, destacó en notas consignadas por El Tiempo de Bogotá, y de El Colombiano de Medellín (22.06.11), la importancia paisa en el vivir del tango, así como su amargura sobre lo que él define como “actual decadencia” del tango bonaerense.

Guillermo Salvat, joven jurado argentino de tango escenario y tango salón, dijo haber visto”mucho talento y mucha juventud” en las jornadas evaluatorias. Agregó que “el tango casi se muere en Buenos Aires, hasta que volvió, hace unos treinta años” y subrayó las “resistencias existentes en Medellín y Japón” para que esa agonía no fuera definitiva (Coliseo de la Universidad de Medellín, 26 de junio).

Solamente en la categoría”Tango Escenario Profesional”, hubo 11 finalistas de Medellín, tres de Manizales, cuatro de Bogotá, uno de Cali y uno de Caracas.

Pero quizás lo más importante y promisorio para la vitalidad tanguera paisa, fue la competencia de numerosos conjuntos de niños y niñas entre 8 y 12 años, cada uno presentando no menos de ochos parejas en el escenario.

Puedo afirmar que eso no existe en Montevideo, capital de un país que ha aportado 15 mil tangos y milongas a las 50 mil registradas en la Academia Nacional del Tango de Buenos Aires. Dicho sea de paso, su presidente, el uruguayo radicado en Argentina.

Horacio Arturo Ferrer, en 2008 visitó Medellín para formalizar la Academia Colombiana del Tango, vinculada a su homónima argentina.

El cantante uruguayo Nelson Pino, con treinta años de trayectoria, invitado al V Festival -compromiso cumplido previo a su gira por Finlandia, España y Francia declaró a quien esto escribe estar muy bien impresionado por la movida tanguera paisa.

Existen en Medellín la Asociación Gardeliana de Colombia, el Club Amigos del Tango, Comité Cultural de Tango de Niquía y Casa Gardeliana-esta, y su mentor, Leonardo Nieto, merece un capítulo aparte- donde sistemáticamente se realizan tertulias y conversatorios de excelente nivel, en los que alternan Jaime Jaramillo Panesso con sus conferencias sobre letristas y poetas tangueros, o la medicina en las letras del tango; Luciano Londoño López, de reconocida erudición tanguera; Asdrúbal Valencia, autor de “El universo del tango”, un documentado libro de 364 páginas; un análisis sobre el baile de tango según las diferentes orquestas, a cargode la pareja de bailarines Eliana Arboleda y Carlos Arias; José Chepe Rúa, memoria oral del tango en Medellín, disertando sobre el tango en los cafés de Medellín; Orlando Ramírez Casas, y su conferencia sobre Cortázar y Gardel; los conocimientos de Francisco Duque; sin olvidar las dieciséis veladas académico-artísticas del boliche ”Bermellón”, durante 2010 y 2011, organizadas por Jenaro Briñón los últimos martes de cada mes; o el renovado “Patio del Tango”, esforzándose por acercar cantantes argentinos (Hernán Genovese, Diego Solís).

Se publican libros, se editan CD con recopilaciones tangueras, hay una emisora en Internet dedicada al tango (http://www.corporacionsalonmalaga.org/emisora_malaga.html), ciclos de cine como el realizado en junio en Comfama San Ignacio y un documental sobre el tango en Medellín- “Una historia de arrabal”, de Federico Benítez, - que recibió un Premio Simón Bolívar en 2009 (http://www.medellincultura.gov.co/artesycreacion/Paginas/ED03_100212_documental_tangomedellin.aspx).

Los plásticos de Medellín tiene su propia veta tanguera exhibida desde hace años en el Día Internacional del Tango y en la programación oficial del Festival Internacional del Tango. En junio hubo exposiciones en Paseo Junín, Galería del Cerro Nutibara, Aeropuerto Olaya Herrera y Casa Gardeliana, entre otros sitios tangueros. Invitados por la Academia Nacional del Tango de Buenos Aires han llevado sus obras al sur, ofreciendo el trabajo de 25 artistas colombianos al público bonaerense y de Montevideo y quieren llegar hasta la ciudad uruguaya de Tacuarembó, oficialmente hermanada con Medellín. En este V Festival de Tango Ciudad de Medellín hubo 52 pinturas, dibujos y fotografías,enviadas por artistas de Argentina, República Dominicana, Bélgica y Colombia a la convocatoria hecha por el Festival.

El Sexteto Mayor del tango invitó al bandoneonista colombiano Giovani Parra a subir al escenario de la Universidad de Medellín a interpretar tres de los 10 tangos que hicieron esa noche de junio ya mencionada, luego de subrayar que Parra no tenía nada que aprender de ellos.

En julio más de ochocientas personas asistieron a un espectáculo de tango ofrecido por la cooperativa John F. Kennedy a sus asociados de Envigado -como parte de un ciclo que contó con varias presentaciones más en diferentes sitios de Antioquia- en que actuaron el argentino Jorge Guillermo, junto a los cantantes Mario Luna, María Elena Montoya y músicos de Medellín.

No puede obviarse que los flamantes campeones mundiales de baile en la categoría Tango Salón del certamen organizado en Buenos Aires, son el caleño Diego Julián Benavidez Hernández y Natasha Agudelo Arboleda, nacida en Medellín.

¿Es todo azul en el cielo tanguero de Medellín? Seguramente que no. ¿Que debería haber más milongas donde acudir a bailar tango, sin coreografías que inhiban al ciudadano de a pie? ¿Que muchos de los bailarines profesionales sería mejor lo fueran exclusivamente de tango? ¿Que algunos bailarines incurren en el piruetismo? ¿Que no hay renovación poética? ¿Que las emisoras o canales de TV podrían encarar programaciones renovadas y ubicar el tango en el imaginario colectivo de nuevas generaciones, de la misma manera que se colocan otros géneros?…Sí, claro, pero “ojo a la pala”, para algunas de esas deficiencias, son otros López a los que hay que ponerles el sayo y no a quienes viven y difunden el tango en Medellín. Y también saber que esas carencias se repiten, tal cual, en el Río de la Plata, donde viven casi 13 millones de personas en Buenos Aires y un millón 330, en Montevideo.

Que el tango agoniza como género, se lo plantea el argentino Alejandro Szwarcman. Pueden leerse sus argumentos en http://www.clubdetango.com.ar/topic.asp?TOPIC_ID=424, así como la también inteligente réplica del también poeta Héctor Negro.

El especialista tanguero argentino Ricardo Ostuni, cuando intervino en el Paraninfo de la Universidad de Antioquia, en uno de los conversatorios de junio, formuló preguntas y respuestas relativas a la vigencia del tango. Porque en materia cultural, si no existe polémica, es casi seguro que hay estancamiento.

Por Hugo Machín. Periodista.

Eventos por fecha

TangoMedellin en tu Email

Clasificados

cantante tango

Se solicita cantante de tango para evento de 1 hora.

Leer más

Eventos en diciembre

Oscar S. necesita programar unos eventos en diciembre 2013.

Leer más

Tango Medellin S.A.S. | Todos los Derechos Reservados.

Register

User Registration